viernes, 1 de agosto de 2014

Pedro Marín: El ´Aire´ lo trae como ´Hombre mecánico´


Después de casi 30 años de haberse retirado de la música asegura volver para quedarse y presenta en México su nuevo disco


Martín Fuentes
México
Foto: Archivo

Hace casi tres décadas Pedro Marín tomó la decisión de abandonar la música porque, aunque a nivel artístico estaba en su momento, se sentía vacío y entró en una crisis personal, pero ahora al reencontrarse con sus fans mexicanas que esperaron por él sólo piensa en “Que no” volverá a retirarse.

El cantante español, muy popular a principios de los años 80, retomó su carrera en 2007 en su tierra natal lanzando dos álbumes, sin embargo, la falta de una disquera trasnacional, le impidió cruzar el oceáno y promoverlos en México, hasta ahora que presenta “Hombre mecánico”, integrado por temas inéditos, más nuevas versiones de los hits ochenteros “Que no”, “Aire” y “Cómprame”.

“La decisión de dejar la música fue tal vez la más difícil que he tomado en mi vida, obedeció a una necesidad personal,  a una crisis en la cual me vi en los años 80”, explicó el cantante. “Fue totalmente a título personal, fuera de la música era totalmente inseguro, era alguien que no había estudiado, no me veía con valor para vivir cualquier situación fuera de un escenario”.

Necesitaba, añadió, formación para llevar a cabo una vida positiva .

“No podía seguir (en la carrera artística) y hacer todo a la vez, entonces abandoné lo que tanto había querido y lo que tanto estaba disfrutando: La música, pero se estaba convirtiendo en un arma de doble filo”.

Pedro dijo que fue “dolorosísimo”, pero se tuvo que dedicar a cultivar su alma e intelecto, y a estudiar.

"Cada día que pasó durante ese tiempo de silencio desee volver y me esforcé para no hacerlo, hasta que ya estuve formado y me convertí en una personal normal”.

Su reencuentro con México, aseguró el artista, no pudo ser mejor porque descubrió que además de sus fans de hace 30 años, tiene nuevos seguidores gracias a que “Hombre mecánico” está realizado bajo el concepto que Pedro siempre manejó, pero que en su momento no sabía ni cómo se llamaba.

“Cuando yo creé la canción ´Que no´ en 1979 no sabía que después fue considerada el primer tema electro-pop con sintetizadores y caja de ritmos; nadie lo había hecho en canciones en español y yo no tenía idea de lo que estaba haciendo”, explicó.

Y desde ese momento, hasta ahora sigue la misma línea musical.

“He seguido utilizando ese tipo de instrumentación y ahora me doy cuenta de que conecto con un público bastante joven en mi nueva propuesta. Pero es lo que siento, no es premeditado ni digo: ´Quiero conectar con éste o con aquél´, sino que es lo que yo vivo y lo que me hace vibrar”.

Reconoció que antes ni siquiera tenía idea de que grababa música electrónica.

“Antes no se llamaba nada, cuando yo creé ´Que no´,  no tenía nombre (el género musical), ni sabía lo que estaba haciendo, tampoco que iba a ser la música del futuro y tampoco que la gente seguiría esa linea y dejaría un poco de hacer baladas; casi jugando es como pasó todo”.

Pedro tiene alrededor de una semana en México y se siente feliz.

“La experiencia está siendo para mí, mejor de lo que esperaba, mucho mejor… me están tratando maravillosamente bien, estoy felicísimo y no esperaba este reencuentro después de tantos año ni que tanta gente me recordara y menos que gente nueva me estuviera esperando”, comentó.

Cuando Pedro se retiró era, junto a Miguel Bosé e Iván, uno de los tres artistas españoles jóvenes más exitosos en Latinoamérica, pero no se arrepiente de sus acciones.

“No me arrepiento de haber estudiado ni de haber recuperado a la persona que había detrás de aquel ídolo porque la persona estaba totalmente perdida”.

Lo que lamenta es haber tomado una decisión tan radical, indicó.

“Hice la promesa de no grabar ningún disco, hubiera sido un poco más flexible y grabar de vez en cuando. Debí haber sido un poco más flexible y no exigirme tanto a mí mismo porque pensaba que cada disco que grabase tenía que llegar al número uno y no es así”, reveló, “hoy en día mi concepto es otro: Que cada disco que grabe tiene que ser una obra de arte y tengo que disfrutarlo como lo que es, un trozo de creación maravillosa y al margen de los números uno y de las cifras”.

En este momento, explicó, su perspectiva es gozar del placer que le proporciona crear.

“Me sale del corazón y del alma llegar a la mayor cantidad posible de gente que entienda esto, que tenga la sensibilidad para comprender este momento y el mismo amor que yo por la música”.

Pedro estará en México hasta martes o miércoles de la próxima semana y luego regresará a España para terminar la edición de un cortometraje documental basado en las viudas de la India.

“Todavía no tiene nombre pero es sobre esas mujeres que viven en una situación muy desfavorecida ya que sus familiares las expulsan de sus hogares a la calle y las dejan en la indigencia”.

Este trabajo lo estrenará en México durante septiembre y es una de sus actividades paralelas a la música, las cuales incluyen la dirección y edición de los videoclips que acompañan todas las canciones de “Hombre mecánico” y que pueden ser apreciados en el canal de youtube de Pedro.

A su regreso a México el artista planea recorrer más ciudadesy realizar presentaciones en vivo porque, dijo, una cosa es segura: Ya no se retira.

1 comentario:

  1. Gracias por haber regresado..siempre me pregunté que estarías haciendo...tu regreso es más grande y gratificante..tu regreso viene rico en positivismo y calidez hacía nosotros tus seguidores..te sentimos seguro y enorme..te amo y agradezco ésta música que estás creando...

    ResponderEliminar